Archivos en la categoría Frase de la semana

La frase de la semana (XX)

Parece que fue ayer cuando empecé a recopilar las frases de la semana y, mirad por donde, mis pequeñas niñas ninjas, ¡ya vamos a por la vigésima edición! ¿Y quién mejor para celebrar tan insignificante hecho que aquél que le dio inicio? Así es, pichones, nuestro berrugoso amigo Fuste vuelve con una de sus grandes frases, después de tener el deshonor de ser el poseedor de la primera frase de la semana de la historia de RoscaChapa.

La situación vino a darse el viernes pasado por la noche, en un bancal perdido de la mano de Dios en mitad de la Senda de Granada, inhóspito paraje hasta el que nos fuimos para poder hacer el botelleo en paz, y en el que estuvimos tirados más tiempo del esperado por razones que no vienen al caso. Y todo porque a alguien se le ocurrió frotar un pez contra la batería de mi coche, con todo el fósforo que éste tiene, y pasó lo que tuvo que pasar…

¡A lo que iba! El caso es que en pleno botelleo, mientras hablaba con mi buen Fuste de chorradas varias como música, literatura, blogs y pornografía zoofílica, cuando éste se quedó callado, me miró profundamente, y me hizo la siguiente confesión:

- Gallego, tú tendrías que ser una tía, y así serías mi novia.

¡Menuda risión que me pude meter cuando me dijo eso! Pero he de reconocer que, fuera de lo esperpéntico que resultó el comentario, me sentí hasta honrrado de que me lo dijera. Ay Fustercico mío, siento no poder darte lo que deseas de mí, sabes que ya estoy comprometido, y que si no fuera por eso… Pero tranquilo, que encontrarás una moza a tu altura, capaz de soltar tanta mierda por la boca como tú y de disfrutar con las frikadas de Media-Vida junto a ti. Mientras tanto, sólo puedo ofrecerte mi ayuda para ese nuevo proyecto que llevas entre manos y… ¡Oops, que se me iba la lengua!

La Frase de la semana (XIX)

La elección de frase de la semana lleva un tiempo sin realizarse, básicamente porque no me he acordado de ponerme con ella (para qué vamos a engañarnos). Pero se da la situación de que anoche tuvimos una tan buena, que resulta imposible dejarla pasar sin comentarla. Y el mérito ha recaído, una vez más, en uno de los conocidos Fuster Bros.

Ayer noche, después de dar una vuelta por las tascas, el Fustercillo valiente y yo nos dispusimos a ir a casa del López para ver cómo la muchachada se desgañitaba en la no muy ordenada habitación del Fran ante la pantalla del televisor, ávidos de vencer en ese juego de semidioses iracundos al que gustamos en llamar “el Pro”. Cuando llegamos, la Doble-P (el “team” formado por el Pela y el Pepa) estaba dándole un repaso de aúpa al equipo que conformaban el López y el artista antes conocido como el Rata.

Como mandan las leyes no escritas del Pro, los recién llegados tomamos el mando de los perdedores para intentar desterrar del trono a los vencedores, y mientras estábamos en ésas, el López que tenía ganas de que nos fuéramos de su casa para irse a dormir, ya le había sonado el despertador que le avisa que ha de acostarse, nos hizo una generosa oferta:

- ¿Por qué no me coméis los huevos?

A lo que el siempre ingenioso Pepa, Diego no, le respondió al instante:

- Porque no tienes huevos, López.

Own3d al canto y pije en la sala, hasta tal punto que fue necesario detener la partida porque no es posible centrarse en el terreno de juego con la risa. Al final, el López se acostó y nosotros nos quedamos jugando un ratico más, hasta que yo me cansé y, como conductor que soy, decidí que me quería ir a dormir, viniéndose todos detrás mío.

Naturalmente, y como sólo puede ser posible en los miembros de esa familia, los Fuster aprovecharon la ocasión para entrar en el cuarto donde el López disfrutaba de su segundo o tercer sueño y lo despertaron a base de darle porculo como ellos sólo saben. No sabemos por qué, pero al final el Pepa salió corriendo de casa del López, pero eso ya es algo que tendrán que contar los protagonistas de la historia.

La frase de la semana (XVIII)

La frase de la semana cumple la mayoría de edad con una aportación de esas que son dignas de ser enmarcadas, por absurdas y chorras. Pero primero de todo, situémonos en el tiempo y el espacio: estando el pasado viernes por la tarde el Fuste y yo en casa del Santiago, al que habíamos ido a hacer una visita, el amigo Alejando sacó a la palestra uno de sus temas favoritos: el de la prima del Santiago.

Estaba en ésas el señor Fuster, cuando hizo alusión a las pintas de Jenny (o garrula, o pastillera, o chancha, o…) que la chica llevaba hace unos años, al Santiago no se le ocurrió respuesta más inteligente para defender el honor familiar que ésta:

- Eran tiempos más jennys.

Eso sí, lo dijo todo serio él y con total convencimiento de causa. Después de mirarnos perplejos para asegurarnos de que habíamos oído lo mismo, el Fuste y yo empezamos a partirnos de la risa en cara del Santiago, el cual intentaba justificar su desafortunada respuesta con nuevas excusas que ninguno de los dos oíamos ya.

Los tiempos jennys pasaron amigos, ahora soplan nuevos vientos entre la juventud española… aunque no tengo muy claro cuáles son. ¿Tiempos borrachuzos? ¿Tiempos proevolutioneros? ¿Tiempos marqueses, quizás? Eso ya queda a la elección de cada uno.

Frase de la semana (XVII)

Esta semana, sin el permiso del Gallego, voy a ocuparme yo de poner nuestra entrega de la Frase de la Semana, porque el amigo Andrés se ha tirado 7 días de viaje, sin pegar ni clavo… mientras los demás estábamos aquí sacando esto para adelante.

El viernes estábamos haciendo un botelleo, no sabía si poner el sitio porque como todos sabéis en Murcia están prohibidos y la policía podría visitar la página esta y plantarse en la zona un día cualquiera… pero bueno el lugar era en el parque de la pólvora, jutno al lago, enfrente del antiguo Centro Mail.
En medio de una conversación Beatriz Linares (sí, es una tia aunque ahora te resulten raras las palabras que dirá) no se le ocurre otra cosa que soltar:

¡¿Pero es qué me véis como si fuera una tía?!

El Luis no llegó a soltar lo de Hermana eres tonta, pero se quedó en un: Hermana… (suspiro). Acto seguido la muchachada empezó a pijarse un rato y llegó la canción de “Beatriz no tiene pilila“.

Pero la cosa no terminó con la canción, pues el Pepa cogió y contó el chiste de “¿Qué le dice el pez chico al pez grande? ¡Pezón!” mientras su mano se dirigía a la zona mamaria de Beatriz Linares. Ante esta acción Luis Javier Linares alargó su mano (dice él que “da gracias a que la tenía abierta y no cerrada”) hacia la cara del Pepa para soltarle una pequeña hostia fina (no se lo esperaba).

Con esta frase, y rompiendo todas las estadísticas, los Linares se colocan primeros en el ranking de las frases de la semana con nada mas y nada menos que 6 lindezas en su haber. Ahí es nada.

La frase de la semana (XVI)

Después de una semana en blanco en esta sección por ausencia total de candidatos (mira que sois sosos cuando os lo proponéis, ¿eh?), ésta vuelve con toda la fuerza de los mejores tiempos, con esa mierda lingüística que sólo queda al alcance de unos pocos, representados en esta ocasión por uno de los Linares. Jorge, para ser más exactos.

Íbamos el otro día camino de las Tascas argumentándole al señorito razones por las cuales, por muy homosexual que fuera un hombre, en el fondo siempre se sentiría mínimamente excitado ante la visión de un buen cuerpo femenino. En una de ésas razones, esgrimida por su hermano Luis (la picha de Fox), uno de los solteros de oro de RoscaChapa, Jorge no pudo más y estalló diciéndole:

- ¡En vez de preocuparte porque coma coños, búscatelos tú!

Contundente, directo y desgarradoramente sincero, como sólo los más “suaves” del lugar saben ser. Después de esto, ninguno más tuvo pelos a decirle nada al respecto xD

La frase de la semana (XV)

La particular líbido de la familia Linares ya había tenido su lugar en algunas de las anteriores frases de la semana (al menos la de dos de sus tres miembros, el Luis sólo parece excitarse con los videojuegos y Linux), pero parece ser que ésta no decae con el calor ni mucho menos, si no que se convierte en un valor al alza. Esta vez es turno de nuestro querido Jorge, la cara más sensible del grupo xD

Estando el pasado Jueves por la noche unos cuantos en casa de esta familia de freaks sin fronteras, vino a surgir la conversación de lo que ibamos a hacer para animar el cotarro. Así pues, Jorgito tuvo una excelente y poco bien aceptada idea:

- Pues ahora después me la vais a comer todos gratis… Bueno, Roberto tú no.

¡Toma ahí! Segundo OWNED que el señor Rata recibe por parte de un Linares, después del espectacular leñazo que recibió por parte de la Bea con la décima frase se la semana. Desde luego, nuestro pobre y ennoviado amigo no gana para disgustos. En fin, siempre le quedará Orihuela.

La frase de la semana (XIV)

Por primera vez desde que se vienen recopilando estas sentencias, y pudiendo servir perfectamente de precedente, la frase de esta semana no pertenece a ninguno de los miembros del grupo, sino a la madre de uno de nosotros. Me estoy refiriendo a esa mujer que todos conocemos por sus salidas matutinas en busca del pan (o del panadero), esa dama de punta en blanco siempre dispuesta a complacer al Calvo entre los calvos, esa señora que ha entregado al mundo a dos de los peores especímenes que éste a conocido. Naturalmente, estoy hablando de la Mari Loli.

La cosa fue que estando el otro día en casa del Fuste, acompañados del Rata y la Lidia, vino a presentarse allí Peladillas Robles (el amigo de las madres). Después de estar él ya más de cinco minutos dentro de la casa, aparece por allí la Mari Loli, se queda mirando al Pela, y le suelta sin el más mínimo reparo:

- ¡Hombre Pedro! ¿Por dónde has entrado?

Teniendo en cuenta que estamos hablando de un cuarto piso, la verdad es que se me hace un poco difícil imaginarme al Pela escalando la fachada del edificio a fin de conseguir entrar por el balcón. Cierto es que a él mismo se le ocurrió poco después la opción de que también podía haber entrado haciendo un butrón en la pared… Pero creo que esas cosa no las enseñan en Enfermería. En fin, que se cubrió de gloria la mujer con la pregunta.

La frase de la semana (XIII)

Con un par de días de retraso, llega la única sección fija del universo RoscaChapa. Por lo general, no suelo tener problemas a la hora de hacer selección, porque con el grupillo de personajes que somos, es cuestión matemática que al menos uno suelte una pollada digna de ser mencionada. Pero lo de esta semana pasada fue espectacular, pues la cantidad de “pullas” que se soltaron han llegado a sobrepasarme, y a ponerme en un serio aprieto a la hora de decidirme.

Después de darle no muchas vueltas, he decidido que por ser su primera intervención en esta sección, y por el pije que nos metimos cuando sucedió, la duodécima frase de la semana merece ser la que el Santiago soltó el pasado viernes por la noche. Estábamos haciendo botelleo en el jardín de La pólvora, cuando surgió el tema de la discutible higiene que guarda el colchón del López (de la marca Lo Chinche, máxima calidad a su alcance), cuando el bueno de Santi sentenció:

- El López tenía un colchón de plumas de cabra.

¡Ole ahí, machote! Difícilmente se le puede pegar una patada más gorda al reino animal, y eso que se supone que tú eres de ciencias ¿no? Darwin se retorció en su tumba cuando dijiste eso. En fin Santiago, tú sigue así que seguro que no voy a tener problemas para elegir frases de la semana. Y para la próxima entrega preparaos, porque tenemos el cámping de por medio. Veremos a ver si no me tengo que llevar una libreta para ir apuntando xD

La frase de la semana (XII)

Ha sido este un fin de semana algo soso y carente de pije en general para nuestro grupo. El viernes nada más que salimos de chispera el Fuste y yo, el sábado se nos unieron el Pepa y la Picha de Fox, aunque tampoco fue la cosa un despiporre. ¿Qué nos está pasando, señores? ¿Nos estamos aburguesando? ¿Dónde quedó nuestro espíritu autodestructivo? Por favor, no permitamos que RoscaChapa muera, se lo debemos (a alguien, no sé exactamente a quién).

Fuera como fuese, en esta decimosegunda entrega de las ya clásicas frases de la semana tenemos a un nuevo participante en estos menesteres. Sí, una de las frases de nuestro querido amigo y vecino Pela el Peladillas por fin va a ser destacada desde esta tribuna cibernática. Estando el sábado pasado en la piscina de los Fuster’s y los Linares’s, surgió el tema de las aptitudes informáticas y tal, momento en el cual don Alejandro Fuster le lanzó la siguiente cuestión al anteriormente mencionado Pela:

- ¿Tú sabes dónde está el bloc de notas?

A lo que, en un alarde de conocimientos de software y hardware difícilmente comparables, don Pedro Manuel Robles replicó:

- ¡Pues dentro del ordenador!

¡Bravo Pela! Con eso ya lo has dicho todo. Mejor será que quienes estamos estudiando informática y telecomunicaciones nos retiremos, porque con enfermeros como tú, con semejante dominio tecnológico, poco trabajo vamos a tener xD

La Frase de la semana (XI)

Después de varias semanas sin darle caña a esta sección por motivos de ausencia estudiantil (lo primero es lo primero, señores) este fin de semana he vuelto a las calles, al pije y a la mierda dialéctica. Y por tanto, vuelven estas frases que tanto os gustan. ¿Y quién mejor para este regreso que el ser que más juego viene dándome desde que empecé con esta soberana chorrada? Así es lo estábais deseando: una nueva frase del Fuste que hará rechinar hasta las mentes más duras, un salpicón de mierda de los que sólo él sabe regalarnos, mostrando su tradicional desprecio a la decencia y a lo políticamente correcto. No os pondré en situación, porque la oración se explica por sí sola:

- “No hace falta tener pluma para meterla por detrás”.

Toda una declaración de intenciones que el señor Fuste realizó al bueno de Jorge. Y es que éstos se llevaron muchas tonterías raritas el pasado sábado en Refugio, pero me da a mí que como se descuiden y sigan tonteanto, alguno de los dos va a acabar muy mal (aún no se sabe cuál xD).